Y las galletas?

¿A quién no le gustan las galletas? En algunos momentos pienso que las bibliotecas podrían ofrecer algún tipo de refrigerio para amenizar nuestra estancia en ellas, sino pregúntenle a Lucas.

¡Gracias, Vero, por este didáctico video! Saludos.

Anuncios