Blogueando en las Jornadas

Hace unos días tuve la oportunidad de impartir un taller en las XLI Jornadas Mexicanas de Biblioteconomía, el cual versó sobre la creación de Weblogs para bibliotecas. La verdad me quedé impresionado por el número de personas que se interesaron por tomar el taller, lo cual me indica que un número creciente de colegas bibliotecarios mexicanos se interesa cada vez más en implementar este tipo de herramientas dentro de sus lugares de trabajo.

Pues bien, lo único que puedo decir al respecto es que para mi fue una experiencia altamente gratificante, particularmente por la atención y dedicación que los asistentes mostraron hacia las dos sesiones del taller, lo que generó un ambiente de trabajo especialmente agradable. Sin embargo, en nuestra segunda sesión se suscitaron algunos problemas técnicos de bloqueo a ciertos espacios en la Red, lo cual impidió que no pudiéramos concluir el taller de la manera en que había yo planeado. Por tal motivo, reproduzco a continuación la presentación que utilicé en esos dos días, además de un breve how-to sobre cómo embeber contenidos u objetos Web en una bitácora en Blogger.

Finalmente deseo agradecer a tod@s aquellos que estuvieron presentes en el taller, pues para mí fue todo un placer compartir algunas de mis experiencias con cada uno de ustedes. Un fuerte abrazo y seguimos.

Cómo embeber documentos y objetos en Blogger

Lo primero que debemos hacer es localizar el recurso o documento que deseamos incrustar en nuestra bitácora. Una vez que lo hayamos hecho, debemos ubicar el código que nos va a permitir embeber ese recurso y copiarlo, como se muestra en la siguiente imagen:

Después vamos a nuestra ventana de creación de entradas en Blogger y pegamos tal cual dicho código, como se muestra a continuación:

Nótese que el modo de escritura de la entrada o post está en formato HTML, ya que esto permite que el editor respete el código incrustado y no lo interprete como texto. En ese momento procedemos a pinchar el botón que dice “Publicar entrada” y voilà, tenemos un video publicado en nuestra bitácora.

Cabe mencionar que esto mismo lo podemos hacer con presentaciones y documentos de texto, sólo hay que identificar el código a embeber para así pegarlo en nuestra caja de creación de entrada.

Anuncios

¡Cuba libre!

Desde hace varias décadas existe en Cuba un bloqueo impuesto por los Estados Unidos. Este embargo económico ha mermado, sin duda, el desarrollo social y comercial de ese país caribeño. Pero sumado a esta situación, al interior de la Isla han surgido una serie de coerciones a la libertad de expresión que impactan directamente en el acceso a la información, en especial a la que se encuentra en Internet. El siguiente video muestra cómo en uno de los hoteles más lujosos de la Habana, el Melía Cohiba, se restringe la conexión de Internet a los ciudadanos cubanos, lo que desde cualquier punto de vista viola los derechos de acceso a la información de cualquier persona del mundo. Este video fue filmado por la misma Yoani Sánchez, quien lleva una bitácora en Internet y la utiliza como medio de expresión para dar cuenta de experiencias y denuncias sobre la vida cotidiana en Cuba. Cabe mencionar que dicho blog ha sido galardonado con el premio Ortega y Gasset 2008 de periodismo digital.

Así que vean dicho video y saquen su propias conclusiones.

Comentar no cuesta nada

Hace un par de días me topé con un post que me hizo pensar muchas cosas, entre ellas el porqué de llevar una bitácora. Desde que comencé a escribir este blog, siempre tuve en mente publicar y compartir algunas de mis experiencias como bibliotecario, lo que ha sido personalmente para mí, hasta ahora, una satisfacción al tiempo que un reto. Con el paso de los meses esta sensación se ha visto acentuada en la medida que han llegado visitas a cada una de mis entradas, lo que sin duda viene a reafirmar ese viejo adagio que los literatos conocen muy bien: “uno escribe para ser leído”. Sin embargo, para el mundo bloguero esto parece no ser suficiente, pues en realidad un bloguer escribe con el propósito de recibir comentarios y entablar así una especie de diálogo con el lector, cosa que, desde mi punto de vista, no es del todo baladí.

Para que vean a lo que me refiero, reproduzco unas cuantas líneas de dicho post.

Un blog es un medio de difusión de ideas en el que la relación entre el autor y el lector ha de ser cercana y donde las ideas de cada cual complementan a las del otro. La interacción del lector es imprescindible y la mejor forma de hacerlo es comentando los artículos.

Desde luego que el autor de estas palabras está pensando, sin duda, en la franca posibilidad que los nuevos medios nos brindan para dialogar y compartir experiencias sobre un tema en particular. Pero es en esta misma posibilidad donde radica también ese sentido de satisfacción que los autores experimentamos cuando recibimos algún comentario en nuestras bitácoras.

Tras cada artículo realizado hay un esfuerzo y la mejor recompensa son los comentarios.

Así que la próxima vez cuando lean un post y éste sea de su agrado o interés, tómense un poco de tiempo para dejar un comentario, ya sea para manifestar su acuerdo o desacuerdo con lo que está escrito allí o, simplemente, para agradecer el esfuerzo y aporte de quien escribió esas líneas. Por lo mismo yo sumaría a la frese antes dicha un par de palabras más: “uno escribe para ser leído y comentado”.

comentar

Por antonomasia (2009, Mayo 4). ¿Por qué la gente no comenta en los blogs? Mensaje publicado en http://porantonomasia.wordpress.com/2009/05/04/%C2%BFpor-que-la-gente-no-comenta-en-los-blogs/

DGB a la 2.0

Después de haber comentado hace un par de días sobre el inconveniente de las modificaciones hechas al catálogo bibliográfico LIBRUNAM, me encuentro con que el Departamento de Procesos Técnicos de la Dirección General de Bibliotecas de la UNAM mantiene un blog en WordPress. Se trata de una bitácora que refleja, en cierto modo, el flujo de trabajo que se realiza al interior de ese departamento, centrado particularmente en cuestiones de comunicación y organización laboral. En lo personal celebro que algunas personas de dicha área hayan incursionado en el uso de herramientas de la llamada Web 2.0, sobre todo porque me permite imaginar que en algún momento se buscará implementar este tipo de herramientas para la difusión de los servicios bibliotecarios en la UNAM. Así, tal vez pronto podamos hablar de un OPAC 2.0 impulsado por la DGB. En hora buena por este esfuerzo, y espero que este tipo de iniciativas cundan con mayor celeridad dentro del gremio bibliotecario de la UNAM y nuestro país. Saludos.